martes, 27 de septiembre de 2016

Toasted S´mores Chocolate Chip Cookies

  Pues ya estoy por aquí con otra receta. Hacía mucho que no preparaba galletas y tenía ganas de hacer unas cookies típicas con sus chips de chocolate. Así que cuando las vi versión S´mores no me podía resistir, tenían que ser éstas y no otras.


  Nunca me ha dejado de gustar la cocina, pero ahora que veo mi cocina reformada me paso el día maquinando qué es lo próximo que voy a cocinar. Ha sido como un nuevo impulso que me ha hecho ilusionarme de nuevo.


  A pesar de que está siendo un año de muchos cambios, nuestra vida discurre con normalidad y con mucha alegría. La adaptación a cada uno de los cambios ha sido buena, y es que tenemos la suerte de estar ahí todos para apoyarnos los unos a los otros.


  Y si ya preparo algo especial, pues ahí tengo a los satélites rondando por la cocina para ver cuándo pueden hincarle el diente. Lo mejor es lo bien que me lo paso viendo esas caritas de ganas...jajaja

  Ingredientes:

* 280 gr. de harina para todo uso.
* 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1+ 1/2 cucharaditas de harina de maíz.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 170 gr. de mantequilla sin sal, derretida.
* 135 gr. de soft light brown sugar (si no la encontráis, pues azúcar moreno de la de siempre).
* 100 gr. de azúcar.
* 1 huevo grande+1 yema de huevo, a temperatura ambiente.
* 2 cucharaditas de extracto de vainilla.
* 180 gr. de chips de chocolate.

  Para la cubierta:

* 90 gr. de chips de chocolate.
* 4 galletas crack rotas en pedacitos.
* 1/2 taza de mini-marshmallows o mini-nubes.


  Preparación:

- En un bol mezclar la harina, el bicarbonato sódico, la harina de maíz y la sal. Tamizar y reservar.

- En el vaso de la batidora mezclamos la mantequilla derretida, el soft light brown sugar y el azúcar blanco juntos, a velocidad media-alta hasta que no haya grumos.

- Añadimos el huevo y la yema de huevo y batir hasta obtener una mezcla homogénea.

- Agregamos el extracto de vainilla y batimos de nuevo.

- Vertemos ahora los ingredientes secos y mezclamos con una espátula de goma. Obtendremos una masa suave pero espesa.

- Echamos los chips de chocolate y seguimos removiendo hasta que queen bien mezclados.

- Cubrimos la masa y la dejamos enfriar en el frigorífico durante al menos 2 horas.

- Una vez fría, sacamos la masa y dejamos que se ablande un poco a temperatura ambiente durante 10 minutos.

- Pre-calentamos el horno a 160ºC y preparamos las bandejas para el horno con papel encerado.

- Formamos bolas con la masa (cada una debe tener alrededor de 3 cucharadas). Con el calor de nuestras manos quedarán bien compactas.

- Colocamos 8 bolas de masa en cada bandeja y horneamos durante 10 minutos.

- Retiramos la bandeja del horno, estarán muy blanditas, así que aprovechamos para presionar mientras colocamos los ingredientes de la cubierta: las galletas crack, los chips de chocolate y las mini-nubes.

- Volvemos a meter la bandeja en el horno y las dejamos 4 minutos más.

- Y ya para rematar ponemos el horno en modo grill durante unos segundos para que nos queden las nubes bien tostaditas.

- Sacamos del horno y dejamos en la bandeja durante 10 minutos, tras los cuales pasaremos las galletas a una rejilla para que se terminen de enfriar.



  Ala, ahí tenéis otra receta para triunfar. Os veo en la próxima entrada. Muchos besotes.

domingo, 18 de septiembre de 2016

Chocolate Bread Pudding

  Estaba loca por estrenar el horno como es debido y ya que ha bajado un poco la temperatura había que aprovechar la ocasión. Todos en casa estaban expectantes, querían saber qué es lo que iba a hacer después de tanto tiempo y tras barajar muchas opciones me decidí por este pudin de pan con chocolate.


  Además ha sido una semana bastante dura con el comienzo de las clases, sobre todo para Rafa que cambiaba de centro este curso y era un manojo de nervios. Así que había que compensar con algo rico el fin de semana, y me pareció que una buena ración de chocolate paliaría todo el cansancio acumulado.


  El resultado es el que veis. La descripción de los distintos miembros del jurado ha sido unánime: "Es chocolate chocolate", y lo dijeron en diferentes momentos, así que debe ser cierto porque no miento, utilizaron las mismas palabras.


  Lo podéis servir tibio o frío, eso ya según gustos, Y yo he utilizado yogur griego, pero también lo han probado con yogur de vainilla y aunque ganó el primero, el de vainilla tampoco estuvo mal.


  Ingredientes:

* 1 taza de suero de leche.
* 2/3 taza de chips de chocolate.
* 1/2 taza+ 2 cucharadas de azúcar.
* 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar.
* 4 claras de huevos grandes.
* 2 huevos grandes.
* 7 rebanadas de pan de molde blanco (que sean rebanadas anchas).
* 6 cucharadas de arándanos secos.


  Preparación:

- Cortamos el pan de molde en cubos y preparamos el molde que vayamos a utilizar, yo en mi caso, uno rectangular de los pequeños. Lo haremos con spray desmoldante y con papel encerado, cubriendo bien el fondo y los laterales del molde.

- En una cacerola ponemos el suero de leche, los chips de chocolate, la 1/2 taza de azúcar y el cacao en polvo y calentamos a fuego medio bajo revolviendo ocasionalmente hasta que el chocolate y el azúcar se hayan derretido y la mezcla esté bien combinada. En ese momento retiramos del fuego y reservamos.

- Llenamos un recipiente grande con cubitos de hielo y agua.

- En un bol más pequeño, usando la batidora de mano batiremos las claras de huevo y los huevos hasta que esté ligeramente espumoso.

- Sin dejar de batir espolvoreamos la dos cucharadas de azúcar y continuamos hasta que la mezcla se vea suave y esponjosa.

- Ajustamos el bol en el recipiente con hielo que habíamos preparado. Continuamos batiendo y a la vez agregamos lentamente la mezcla de chocolate, hasta que nos quede todo bien integrado.

- Vamos pre-calentando el horno a 180 ºC y preparamos un recipiente con agua caliente que nos sirva para introducir nuestro molde, ya que lo vamos a cocinar al baño María.

- Cubrimos el fondo del molde ya preparado con la mitad del pan de molde cortado en cubos, espolvoreamos con los arándanos y cubrimos con la otra mitad del pan.

- Ahora vertemos nuestra mezcla de chocolate y dejamos reposar mientras el horno alcanza la temperatura deseada.

- Metemos en el horno al baño María durante 20 minutos.

- Una vez pasado el tiempo retiramos con cuidado y dejamos enfriar sobre una rejilla.

- Cuando podamos manipular el molde desmoldamos y ya solo nos queda espolvorear con azúcar glas y un poquito de yogur griego.


  Pues ya está, a ver quién se atreve, que tan complicado no es y en casa os lo van a agradecen un montón. Besotes para tod@s y hasta la próxima entrada.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Crunchy Chocolate Mug Cake

  Pues hacía mucho que no os enseñaba uno de mis mug cakes, y no será porque no hago, que los preparo a diario. Desde el verano pasado, tras nuestro viaje a Londres, se han convertido en el desayuno favorito de mi hijo mayor y es que compré allí un par de libros de recetas y para Rafa es completamente adictivo.


  Si no os pongo alguna receta más es simplemente porque como los suelo preparar para el desayuno pues ni me da tiempo a hacer fotos, pero la otra mañana me levanté temprano y los chicos tardaron en despertarse, así que aproveché el momento para hacer algunas fotos.


  Con las medidas que os doy sale un mug cake enorme, pero os cuento qué hago yo. Como uno entero me parece una barbaridad y dividir la receta es complicado debido a que lleva un huevo, pues yo preparo la masa y la reparto entre dos tacitas de un tamaño más normal, así Rafa come una cantidad más moderada y sólo tengo que hacerlo cada dos días ya que una de las tacitas la cubro con film transparente en la nevera y al día siguiente tan solo tiene que ir al microondas del tirón.


  Eso sí, hay que tener en cuenta que como es menos cantidad también hay que rebajar el tiempo de cocción en el microondas, con un minuto y treinta segundos se "hornea" perfectamente.


  No sé a vosotras, pero a mí me parece una buena solución y me resuelve muy bien la papeleta para dos días y como a él no le importa repetir dos días seguidos el mismo sabor pues me lo pone mucho más fácil.

  Ingredientes:

* 30 gr. de mantequilla.
* 30 gr. de chocolate crujiente (con granos de arroz inflado).
* Un huevo.
* 2 cucharadas de soft light brown sugar (si os resulta difícil de encontrar, pues azúcar moreno normal).
* 5 cucharadas de harina para todo uso.
* 1/2 cucharadita de levadura.
* 1 cucharada de leche.
* Mini-nubes y caramelo para decorar.


  Preparación:

- En una taza o bol agregamos la mantequilla y el chocolate y derretimos en el microondas a máxima potencia durante 30-40 segundos.

- Revolvemos bien con un tenedor y añadimos el huevo.

- Volvemos a mezclar y echamos el azúcar.

- Batimos de nuevo y agregamos la harina y la levadura.

- Mientras revolvemos y para que quede mejor integrado, le echamos la leche.

- Una vez consigamos una masa homogénea es el turno del microondas, si lo hacéis entero se necesitan 2 minutos y medio a máxima potencia (unos 800w), si lo dividís como hago yo pues lo que os he dicho, 1 minuto y medio.

- Y ya terminado, colocamos unas mini-nubes por encima tostándolas bien con un soplete y vertemos un poco de caramelo para rematar.


  Bueno ¿qué?, ¿os ha gustado?, pues si es que sí animaos a prepararlo, que no os vais a arrepentir. Os espero en la próxima entrega. Besotes.

jueves, 1 de septiembre de 2016

Bolo de Cenoura

  Pues sigo por aquí aunque pareciera que no. Ha sido, o mejor dicho, aún está siendo un verano largo y duro, y es que nos hemos pasado el verano de obras en casa. Ahora es cuando empiezo a alegrarme al ver los resultados, pero ha hecho falta un mes de obras y otro mes para limpiar y organizar. Quedan algunos detalles, pero ya empiezo a verle el final a todo este jaleo.


  El caso es que ahora estamos contentísimos porque eran cosas que había que hacer. La cocina necesitaba una reforma urgente y lo mismo ocurría con el baño de los niños porque algunos azulejos hasta se habían caído (debieron colocarlos fatal porque la casa no tiene tiempo para eso). Y ya metidos en faena pues también nuestro baño.


 Y...tengo un horno nuevo, aún no lo he usado demasiado y ni siquiera he hecho ningún pastel, pero estoy loca por terminar de organizar algunas cosas y ponerme a ello. De hecho esta receta que os enseño hoy la hice antes de las reformas, pero no tenía ni ganas de publicar con tanto follón.


  Es un pastel de zanahoria brasileño en el que la zanahoria va totalmente triturada, queda riquísimo y esponjosísimo. Lo llevé al trabajo y triunfó como Los Chichos, nadie notaba el sabor a zanahoria pero todo el mundo preguntaba cómo había conseguido que la miga quedara tan amarilla y tan jugosa.


  Y la receta es sumamente sencilla, basta con tener un procesador de alimentos tipo Thermomix y en nada tienes la mezcla preparada. Fue la manera perfecta de estrenar este molde Nordic Ware.


  Ingredientes:

  Para el bizcocho:

* 250 gr. de zanahorias crudas.
* 260 gr. de harina.
* 250 gr. de azúcar.
* 4 huevos.
* 200 ml. de aceite vegetal refinado.
* 1 cucharada de levadura.
* Una pizca de sal.

  Para el glaseado de chocolate:

* Una cucharada de leche fría.
* 5 cucharadas de azúcar.
* 5 cucharadas de de cacao en polvo.
* 1 cucharada de mantequilla.
* 1 cucharadita y media de maicena.


  Preparación:

  Del bizcocho:

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasar el molde.

- Lavamos, pelamos y cortamos en trozos las zanahorias.

- Y ahora batimos bien en el procesador de alimentos los ingredientes en el siguiente orden: Huevos, azúcar, mantequilla y zanahorias. Hasta que obtengamos la consistencia de un puré de patatas.

- A continuación añadiremos tamizadas la harina y la sal. Batir todo junto de nuevo.

- Vertemos la masa en el molde y horneamos durante 45-50 minutos.

- Dejar enfriar en el molde unos 10 minutos, desmoldamos y que termine de enfriar sobre una rejilla.

  Del glaseado:

- En un vaso mezclamos la maicena con 1/2 taza de leche.

- En un cazo a fuego lento lo añadimos junto a los otros ingredientes, revolviendo constantemente hasta adquirir el espesor deseado.

- Vertemos el glaseado sobre el bizcocho ya enfriado y listo.


  Pues ya está, ya tenéis la receta. Sólo me queda deciros que me comprometo a que en cuanto resuelva unas cuantos detalles que tengo por ahí pendientes me pongo manos a la obra y estreno el horno como es debido, con otra receta tan estupenda como ésta.

jueves, 30 de junio de 2016

Una tarta para una jubilación

  Y diréis que esto que "entitula"??? Como diría mi suegro. Esa frase me ha hecho siempre muchísima gracia y viene a significar que qué quieres decir. Pues en este caso lo que vengo a contar es que se nos jubila una compi de Digestivo, mi anterior servicio. Y como el día de su despedida coincidía con su cumple pues ya me conocéis...tenía que prepararle su tartita.


   También os preguntaréis a qué viene tanta caca??? Pues es que Digestivo es eso, un servicio donde la caca juega un papel primordial, también en Cirugía, donde trabajo ahora; debe ser que me persigue...aughhhh...y ya sea dicho de paso, eso de que da suerte para que toque la lotería lo desmiento por completo, si así fuera, quienes trabajamos en estos servicios seríamos millonarios.


  Ya sé, ya sé,...,cuando se le hace una tarta a alguien del mundo sanitario estáis acostumbrados a ver pastillas, jeringas, alguna cofia, e incluso algún complejo de electrocardiograma (por cierto, normalmente mal hecho). Pero es que yo me dedico a esto, y quizás todas esas cosas que ponen sean más glamurosas, pero no corresponden a la realidad. El mundo sanitario no es como os lo enseñan en las tartas, os lo digo ya también para que lo tengáis claro.



  Cada servicio tiene sus peculiaridades, y por eso puse a nuestra Carmela con su enema, sus esponjillas y su toalla, porque así iría una mañana cualquiera por los pasillos de Digestivo. Primero nos preguntaría a cada una de las enfermeras: "¿Hay enemas?", nosotras le diríamos, pues sí Carmen, a este, a ese y al otro, y ella iría de esta guisa a hacer su trabajo. Y claro, en el momento del desayuno, cuando podíamos sentarnos un momento, pues hablaríamos de si han sido efectivos o no  esos enemas y de las características de cada deposición.



  Los colores no están puestos por hacer la tarta más alegre, es que tenemos toda esa variedad (incluso más), y todo debe quedar bien registrado para vigilar la evolución del enfermo. No es como "Anatomía de Grey" ¿verdad?...jajaja


  Bueno, pues después de daros algunas enseñanzas algo escatológicas sobre el mundo sanitario sólo quiero decirle a nuestra Carmen que llegó su momento, que a pesar de todo lo que os he contado ella no quería jubilarse, quería seguir al pie del cañón. Pero Carmela ahora toca disfrutar, has trabajado ya muchos años y llega tu merecido descanso, es el momento de no tener que madrugar, de no pasar noches en vela, de hacer algún viaje, de dar largos paseos y poder quedarte a ver atardecer sin tener que pensar en la hora de irte a trabajar. Es el momento Carmen, ahora a gozar de la vida.


miércoles, 22 de junio de 2016

7 Up Pound Cake with Chocolate Chips

  A que es bonito, verdad??? Es que yo veo uno de estos moldes y me derrito. Y cuando una vez horneado el bizcocho se desmolda tan bien a pesar de esos dibujos tan enrevesados y queda tan bonito...ufff, es una sensación estupenda, y te puedes quedar un buen rato mirando tu  precioso pastel.


  Éste me lo regalé yo misma por mi cumple. ¿por qué?, pues porque yo lo valgo...jajaja. Le tenía el ojo más que echado, y llegando una fecha tan señalada, pues ala, un lujo.


  Mi marido me ha regalado otro, así que en breve me veré obligada a preparar otro bizcocho. Y es que cuando una los ve ahí siente el deseo de estrenarlos, no se puede remediar. ¿Cómo va a estar así, sin darle uso?


  Para la ocasión, este pound cake de 7 Up, que es una gozada, he debido prepararlo ya unas 3 o 4 veces y siempre, siempre, siempre es un éxito. El primero lo llevé al servicio donde trabajo ahora, y nunca antes se había visto a tanto cirujano desfilar por el office de enfermeras. Otro lo llevó Rafa para una causa benéfica en la que participaba el colegio de mi hijo y se vendió en minutos, de hecho en las fotos sólo se ve antes de empezar la venta, después desapareció.


  Así  que este molde tenía que debutar con esta receta que estaba pendiente de que os enseñara. Yo la he modificado un poco para poderle añadir las pepitas de chocolate, en cualquier caso sigue siendo igual de esponjosa, y ese toquecillo de chocolate lo hace aún más especial.


  Ingredientes:

* 300 gr. de mantequilla  sin sal, a Tª ambiente.
* 600 gr. de azúcar.
* 5 huevos grandes.
* 2 cucharadas de zumo de limón.
* 1 cucharadita de vainilla en pasta.
* 700 gr. de harina para todo uso (tamizada).
* 100 ml. de 7 Up.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos el molde.

- En un bol grande batimos la mantequilla y el azúcar hasta que esté suave y esponjoso.

- Agregamos los huevos, como siempre, uno a uno, y batiendo bien entre ellos, para que queden bien integrados.

- Ahora añadimos el zumo de limón y la pasta de vainilla, batiendo bien después.

- Es el momento de echar el harina, en 3 veces, y alternando con el 7 Up. Empezamos y terminamos con la harina, y batimos bien para que la masa quede homogénea.

- Añadimos los chips de chocolate y mezclamos de manera suave con la lengua pastelera.

- Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante unos 90 minutos, o hasta que al insertar un palillo, éste salga limpio. Yo, a los 60 minutos lo tapé con papel de aluminio para que no se quemara por arriba.

- Sacamos del horno y esperamos 10 minutos antes de desmoldar.

- Una vez desmoldado dejamos enfriar sobre una rejilla.

  Yo decidí no usar glaseados en esta ocasión y opté por usar un sirope de chocolate con leche por encima. El resultado ha sido estupendo, pero vosotros podéis tomar la opción que más os guste.


  A ver si os animáis a prepararlo, porque os aseguro que es una receta que no os va a fallar. Yo por hoy os dejo y me pongo a pensar en la receta que usaré para inaugurar mi otro molde. Muchos besotes.

jueves, 16 de junio de 2016

3 Bit Cake

  Pues hoy vengo con este pastel de origen polaco que se llama 3bit, que vendrá a ser algo así como 3 bocados y debe provenir de sus 3 sabores: Dulce de leche, pudding de vainilla y nata, aunque en realidad son 4 si le agregamos el sabor de la galleta.


  El caso es que vi fotos de este pastel a través de Pinterest y no me pude resistir a prepararlo, aún más cuando se trata de una tarta de galletas de toda la vida que para colmo no necesita horno, y más, teniendo en cuenta el calor que ha hecho estos días por aquí, unos días de terral intenso.


  Y es que aunque sea algo sencillo, siempre me gusta hacer un pastelito para mi cumple (cuando se puede). Sí, hoy es mi cumple, 42 añazos que para algunos serán muchos y para otros muy pocos. En cualquier caso soy una señora cuarentona y no me veo  muy mal conservada del todo, sobre todo con esos 17 kilazos que he perdido en el último año que creo que me ha sentado muy bien, y no lo digo sólo por mi aspecto.


  En fin, que no me siento como pensaba que se sentiría una señora de cuarenta y tantos, veo que estaba muy equivocada y por eso hay que celebrar que con mis añitos aún sigo teniendo ilusiones en la vida, muchas; que a veces sigo sintiéndome como una cría y queriendo como se quiere cuando una es una jovencita; que sigo teniendo las fuerzas necesarias para sobreponerme a los golpes y encima tengo la suerte de poder enfocarlo todo con más madurez y picardía que cuando tenía veinte.


  Así que hoy celebraré con mi familia todo eso, porque precisamente a ellos tengo que agradecérselo. Ellos son los que me dan fortaleza y ganas de tirar para adelante, nos echen lo que nos echen y nos digan lo que nos digan.

  Ingredientes:

* Galletas, podéis usar las que más os gusten, yo escogí las típicas rectangulares tostadas.
* Dulce de leche.
* Pudding de vainilla.Yo lo preparé con un sobre de natillas, pero cada uno a su gusto, en cualquier caso que os quede bien espeso.
* Nata para montar.

  No os pongo cantidades porque depende del molde que uséis, eso sí, que se trate de un molde desmontable.


  Preparación:

- No es necesario engrasar el molde, pero para desmoldar con más facilidad os recomiendo que forréis el fondo con papel de hornear.

- Ponemos al fondo del molde una capa de galletas.

- Ahora una capa de dulce de leche.

- Otra capa de galletas.

- Es el turno del pudding, una capa consistente.

- De nuevo otra capa de galleta.

- Una capa generosa de nata montada.

- Dejar enfriar en la nevera un mínimo de 4 horas, si es posible, mejor toda la noche.

  Yo para rematar le he puesto un poco de chocolate rallado, pero podéis optar por fideos de chocolate, cacao en polvo, incluso sprinkles, eso ya, como más os guste.


  Ya veis, sencillita, sencillita, sin horno, con ingredientes fáciles de encontrar y fresquita para estos calores. ¿Qué? ¿Os animáis? Espero que sí. Muchos besotes.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...