martes, 6 de diciembre de 2011

Christmas Bundt Cake

  El viernes pasado vine del trabajo fatal, impactada y sobrecogida, ahora os cuento por qué. No sé si habréis visto, leído o escuchado la noticia sobre un trágico accidente que tuvo lugar aquí en Málaga donde murieron un hombre y uno de los 3 hijos que lo acompañaba.
















  Yo sabía de la noticia, lo que no sabía es a quién le había ocurrido, así que el viernes por la tarde hablando en el trabajo con una compañera cuya madre ya había trabajado conmigo en el Hospital Civil, me comentó que si sabía lo que le había ocurrido a un enfermero del Civil, yo no acerté a comprender de lo que hablaba hasta que me dijo que quien fue atropellado era Francis.

  Se me heló el cuerpo, precisamente hace poco os hablé de un enfermero que me enseñó mucho y que siempre me decía que para ser buen enfermero era imprescindible ser muy curioso. Pues bien, era él, justo él.


















  Desde que fui alumna nunca después habíamos vuelto a trabajar juntos, cuando él estaba en la sexta izquierda yo estaba en la derecha, cuando yo dejé el Civil para irme al Materno se vino precisamente al mismo servicio que yo abandonaba, el caso es que de una manera u otra siempre me había llegado dónde estaba trabajando, alguna que otra vez nos encontrábamos y nos preguntábamos por la familia y por cómo nos iba.

  Pero es que me enseñó tanto..., a mí ya me gustaba ésto de la Enfermería, más que nada inducida por mi padre y por mi primo Javi, también enfermero, pero cuando llegué a mis primeras prácticas en el servicio de Cirugía Plástica y encontré a Francis, aprendí tanto de él..., sobre todo, entendí que lo de ser enfermera era mucho más que ser pincha-culos, aunque aún haya mucho ignorante suelto por ahí que piense así.



  A pesar de que en el primer curso nos tenían prohibido realizar técnicas, ya que sólo podíamos realizar cuidados básicos y bajo supervisión, él nos cogía a las alumnas y nos enseñaba a sacar sangre, coger vías, a hacer curas, vendajes, gasometrías arteriales, poner inyecciones, sondas vesicales y nasogástricas,..., vamos, de todo.

  Me descubrió lo que me gustaba ser enfermera, y nunca le estaré lo bastante agradecida por eso. Después vinieron muchos más profesionales de los que aprendí, de unos más que otros, claro está, pero Francis siempre fue esa persona de referencia que tomas como maestro, sobre todo, porque era un magnífico profesional, he visto a pocos trabajar de la manera que él lo hacía.
















  Me da miedo pensar cómo debe sentirse su mujer, la pobre ha perdido a un hijo y a su compañero en la vida de un tirón, en un instante. No tengo valor para ponerme en su lugar, no puedo.

  Chicas, ya sé que las fotos y la receta no acompañan mucho hoy a la historia que os estoy contando, pero el sábado por la mañana volví a acordarme de esta historia y me decidí a hacer algo en la cocina por no darle más vueltas, necesitaba estar ocupada, con la cabeza en otra cosa.
















  Y hoy, escribiendo la entrada, ya más tranquila, no quería dejar de dedicarle estas palabras, no son gran cosa, pero es lo que siento y necesitaba soltarlo.

  Y lo que veis en las fotos fue lo que salió de esa mañana en la que necesitaba hacer algo que me mantuviera un poco al margen. Ya os conté que pensaba hacer cupcakes, pero no me encontraba con ánimos para pararme a ver cómo la decoraba, preferí algo más sobrio y con lo que no tuviera que comerme mucho la cabeza, así que escogí esta receta que encontré hace ya tiempo no recuerdo dónde y que tenía en pendientes.




















  Ingredientes:

* Una taza de mantequilla, suavizada.
* 1- 3/4 de taza de azúcar.
* 3 huevos.
* Una taza de suero de leche.
* Una cucharadita de extracto de vainilla.
* Una cucharadita de zumo de naranja.
* Una cucharadita de ralladura de cáscara de naranja.
* 3 tazas de harina para todo uso.
* 1-1/2 de cucharaditas de bicarbonato sódico.
* 2 tazas de dátiles secos picados.
* 1-1/4 tazas de cerezas confitadas rojas.
* Una taza de nueces picadas.

  Preparación:

- En un bol grande batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté suave y esponjoso.

- Añadimos ahora los huevos, como siempre, uno a uno y batiendo después de cada adición.

- En otro bol combinamos el suero de leche, el extracto de vainilla, el zumo y la ralladura de naranja.

- Y en otro bol combinaremos la harina y el bicarbonato sódico y tamizaremos ambos.

- En este momento nos toca agregar a la mezcla de huevos la mezcla de harina alternando con la de suero de leche, acabando siempre con la de harina y mezclando bien entre adición y adición.

- Llegados a este punto, agregaremos los dátiles, las cerezas y las nueces, suavemente, con movimientos envolventes.

- Ya sólo nos queda verter la masa en el molde engrasado y metemos en el horno pre-calentado a 200ºC durante 60-70 minutos.

  Cobertura:

* Una taza de azúcar.
* Una taza de zumo de naranja.
* 4 cucharaditas de ralladura de cáscara de naranja.
* 2 tazas de coco rallado.

  Para la cobertura pondremos el azúcar junto con el zumo y la cáscara de naranja en una cacerola a fuego medio, hasta que se disuelva el azúcar. Entonces añadiremos el coco y cocinaremos durante un minuto más. Y verteremos sobre el bizcocho aún caliente. Dejar reposar durante 4-5 horas.

















  Ya os digo, sé que la historia de hoy no es muy alegre pero necesitaba hacerle un pequeño homenaje a este muchacho, así que aquí tenéis este bizcochito y mis palabras.

  En cuanto al Bundt resultó jugosísimo y les encantó a todos mi compis en el curro, os lo recomiendo, quedó genial.

20 comentarios:

  1. Yolanda, siento mucho lo que cuentas... sé de lo que hablas, una amiga de mi hermano... (fue su novia con 15 años) se mató con el marido y sus dos hijitas.... es tan duro. Pero una vez leí que las personas no nos dejan mientras las recordemos. El recuerdo que tienes de él, siempre estará contigo. Un beso muy fuerte y ánimo.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa entrada y triste a la vez, siento mucho lo de la tragedia, te lo digo de corazón! se me da muy mal estas cosas, y no se exactamente que puedo decir.. la verdad!
    El bizcocho me ha encantado y seguro que este chico desde donde esté probará un trocito y le habrás dibujado una sonrisa por el precioso homenaje que le has hecho!
    Por cierto mi mujer también estudió la rama de enfermería, concretamente es técnico de laboratorio y se bien lo que hablas de vuestra maravillosa profesión, que aunque mucha gente cree que es simplemente poner inyecciones, es una profesión preciosa sobre todo porque es muy humana y ayuda a los demás! Te mando un beso muy fuerte y te deseo una feliz semana!

    ResponderEliminar
  3. Uff, se me ha puesto la carne de gallina. Lo siento muchísimo. Cuando vemos en las noticias que una tragedia como esta ha pasado no nos paramos a pensar en las personas que están al lado, en los que sufren... Siento mucho que te haya tocado de cerca, te mando mucho ánimo.

    La tarta es preciosa, y el cake stand fabuloso!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Una tristeza! yo lo escuché, siempre me cuesta entender pq ocurren desgracias, un bonito recordatorio con un delicioso pastel!
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. La verdad que es triste perder a una persona que ha sido parte de tu vida aunque sea profesional,a veces hay gente que nos marca en el paso por nuestras vidas y que luego por cosas así nos dejen ,es muy duro,de verdad que lo siento muchísimo es difícil ponerse en tu lugar y en el de la familia,solo hay que espera que el tiempo ayude a superar un poco la perdida,aunque siempre lo mantengáis en vuestro corazón,un beso ahhhh el bundt se ve increíble.

    ResponderEliminar
  6. Lamento muchísimo la tragedia y te felicito por el bundt cake es sencillamente divino... Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Que triste lo que cuentas! Todas las pérdidas de este tipo, cuestan de asimilarse. Seguro que donde esté, estará muy agradecido por tus palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola!, te he descubierto por casualidad y lo primero que quería decirte es que lamento mucho lo que le ocurrió a tu amigo... Es terrible perder a alguien de un modo tan repentino y trágico:(
    Tu blog me encanta, y tu bundt también... De echo he llegado aquí gracias a su preciosa foto!
    Muchos cariños!

    ResponderEliminar
  9. Yolanda, yo tambien conocía a Francis, me pasó como a tí, no daba crédito a lo que me contaban, coincidí con él en la sexta izquierda cuando yo hacia las vacaciones a una compañera, gran profesional y mejor persona.
    Gracias por recordarlo con esta entrada.
    Delicioso este bundt. Besos preciosa.

    ResponderEliminar
  10. la vida es muy rara, cumplí ayer 47 años y no comprendo la mitad de las cosas que pasan a mi alrededor y menos aún porque pasan.
    Tu bundt-cake tiene una pinta especial, me ha gustado muchisimo como te ha quedado y la receta tb,besitos

    ResponderEliminar
  11. gracias por la receta, que suena tan deliciosa... y mis condolencias por los fallecidos tan trágicamente.
    La vida sigue, pero es una pena y no hay cabeza que pueda entender por qué suceden estas cosas.

    ResponderEliminar
  12. He incluido esta publicación en Mis Favoritas, si quieres verlo está en:
    http://blocderecetas.blogspot.com/2011/12/mis-favoritas-vestidos-de-navidad.html
    Espero que te guste!

    ResponderEliminar
  13. Siento mucho lo sucedido!!! Siempre es una pena la pérdida de un ser querido y más en esas circunstancias y en estas fechas que se aproximan!!! Ánimo mujer!!!
    En cualquier caso te ha impulsado a algo positivo, te ha quedado un bundt espectacular!!!
    Un abrazo fuerteeee!!!!

    ResponderEliminar
  14. Apenas hace una semana que descubri tu blog y acabo dr leer tu tristeza,lo siento mucho,pero has canalizado esa tristeza en crear algo tan bonito como ese bundt cake tan maravilloso,gracias por todo lo que hac. es,gracias por compartir tu sabiduria,gracias y animo

    ResponderEliminar
  15. Es una tragedia, pero seguro que donde quiera que esté, le habrás sacado una sonrisa con este precioso homenaje.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué triste historia! ¡Cuánto siento lo sucedido! Hace poco perdimos a un amigo en un mes por enfermedad y me costó mucho encajarlo. No paraba de pensar en la familia, lo difícil de lo vivido. Ahora, al leerte, tampoco sabría ponerme en los zapatos de ella. ¡Qué duro y difícil lo que debe estar viviendo!
    Disculpa que no te había dicho nada del bundt cake. ¡Tiene una pinta espectacular! Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  17. Tiene una pinta riquiiiisima, hare esta para navidad, decidido, pero tengo una consulta, donde compro el suero de leche, veo que lo usas mucho en tus recetas, yo vivo en Barcelona, asi que no tengo idea donde comprarla... ojala me pudieras ayudar en todo caso si no tengo este ingrediente que puedo usar???? mil gracias....

    ResponderEliminar
  18. Ceci, tienes razón, uso mucho el suero de leche, y es porque es magnífico, aporta mucha suavidad y esponjosidad a los pasteles. Te cuento, puedes encontrarlo en Aldi o en Lidl, yo particularmemte lo encuentro con más facilidad en Aldi, y por lo visto también hay en Carrefour y Alcampo, lo puedes encontrar como buttermilk o buttermilch. Y también está la opción de hacerlo casero añadiendo una cucharada (15cc.) de limón o vinagre blanco a una taza(240cc.) de leche, dejándolo reposar 10 minutos.

    ResponderEliminar
  19. Ok, gracias por el dato, la buscaré en el Lidl, aunque lo de la leche con vinagre yo lo uso para un cake de chocolate, pero no sabía que eso reemplazaba a lo otro...

    ResponderEliminar
  20. Una preciosidad de tarta!! se ve deliciosa. Me quedo como seguidora de tu blog que se ve bien bonito. Buen fin de semana!!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...