viernes, 6 de julio de 2012

White Chocolate & Banana Bundt Cake

  Sí, hace unos días que os tengo algo abandonadillas, y no es que haya estado precisamente descansando, a pesar de estar ya de vacaciones, he estado dedicando estos días a hacer un repaso de los armarios y de los dormitorios de los peques a fondo. Hay que ver la de cosas que se pueden acumular a lo largo de los años, y eso que a mí me gusta dar repasos a fondo de cuando en cuando, sobre todo de la ropa, pero lo de los juguetes lo tenía más abandonadillo y tenía para montar un puesto en el mercado, pero un puesto apañado de verdad.


  Y es que me daba pena tirar o donar ciertas cosas, al final no queda más remedio que hacer limpieza, aunque sí que me he quedado con cositas de mis peques, y es que cómo me voy a deshacer de los jerseys que les hacía mi mami cuando eran tan chiquitos, o de los patuquitos, o de sus sonajeros, por cierto, algunos de estos juguetitos encontraron heredero, y es que se los regaló mi tía, yo era incapaz de dárselos a nadie o tirarlos, pero vino de visita una de las nietas de mi tía con su pequeñín y cuando mi hijo le sacó juguetillos pensé que mi tía se sentiría contenta si era su bisnieto quien se los quedaba. Y cosas de la vida, uno de esos sonajeros parece ser que es el favorito del chiquitin. Es una de esas anécdotas que te dejan el corazón encogido.
















  El caso es que estoy destrozá, no sé cuántas cosas entre ropa, zapatos y juguetes se van a encontrar en los contenedores de madre coraje , pero si se pueden reutilizar, pues ala, que sirvan para ayudar a alguien.















  Ya os dije que no sería capaz de tirarme a la bartola, aunque debería, que ya sabéis que esperaba las vacaciones con ansias, pero no lo puedo remediar. Llevo en mente esa tarea pendiente desde hace meses, y soy consciente de que hasta que no esté terminada no me quedaré tranquila, aunque ya va quedando menos, y por fortuna, de esta manera he encontrado la manera de hacer hueco a otros bártulos que tenía colocados como podía, pero no como a mí me gusta.
















  En cualquier caso, en principio, tengo pensado tomarme lo del blog con más calma, y aunque no deje de publicar, sí hacerlo de forma más pausada. También sabéis que aquí los veranos aprietan bien y encender el horno, aunque es una tentación que no puedo reprimir, me cuesta más trabajo de lo habitual.

















  Y he estado pensando muy bien qué preparar, quería encontrar un sabor nuevo, y me pareció que la combinación de hoy era perfecta para un bundt cake. Vi la receta en Taste of Home, y la encontré irresistiblemente deliciosa, tanto que me dije que sería la siguiente, así que aquí la tenéis.
















  Estamos más acostumbrados a ver la combinación de chocolate y plátano, pero con chocolate blanco adquiere un matiz diferente y difícil de comparar. Además, debo reconocer que no estaba muy confiada con la receta, me parecía poca mantequilla, pero el resultado ha sido sorprendente, tierno y jugoso a más no poder.


  A veces hay que dejarse llevar, y aunque no las tengamos todas con nosotras hay que arriesgarse, sobre todo si la receta te atrae por los sabores, por la presentación o por lo que sea. Puedes llevarte una grata sorpresa, está claro que el resultado también puede ser nefasto, pero ya sabéis, si no  nos lanzamos tampoco podremos alcanzar nuevas metas.
















  Por eso digo yo que la cocina es como la vida misma, podemos dejar que nos arrastre la rutina y hacerlo todo siempre de la misma manera, o por el contrario, podemos ser unas aventureras, enfrentándonos a nuevos retos. Y como en la cocina el máximo riesgo que corremos es que nos salga una birria, pues nos lo podemos permitir, podemos equivocarnos sin que el mundo se derrumbe a nuestro alrededor, y si sale bien, pues nos sentimos satisfechas y conseguimos alegrar nuestras vidas con nuevos sabores y nuevas impresiones.
















  Ingredientes:

  Para el bizcocho:

* 1/2 taza de mantequilla.
* 2 tazas de azúcar super-fina (caster sugar, podéis sustituirla por azúcar normal).
* 2 huevos.
* 1 y 1/2 tazas de puré de plátano maduro.
* 3 cucharaditas de extracto de vainilla.
* 3 tazas de harina para repostería.
* Una cucharadita de polvo para hornear.
* 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
* 1/2 cucharadita de sal.
* 1 taza de suero de leche (buttermilk).
* 150 gr. de chocolate blanco, derretido y enfriado.

  Para el glaseado:

* 240 gr. de queso crema, suavizado.
* 3/4 taza de mantequilla ablandada.
* 1 cucharada de extracto de vainilla.
* 5 tazas de azúcar glas.

















  Preparación:

- En un bol grande batimos la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla adquiera una textura arenosa.

- Agregamos los huevos, uno a uno, batiendo bien después de cada adición.

- Añadimos el puré de plátano y la vainilla, batiendo bien hasta que quede todo bien integrado.

- En otro bol combinamos la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal, tamizándolo todo junto.

- Ahora añadimos la mezcla de secos alternando con el suero de leche, batiendo bien entre las adiciones.

- Agregamos el chocolate, y volvemos a batir bien, hasta que la mezcla quede homogénea.

- Vertemos en el molde engrasado y horneamos a 175ºC, durante 50-60 minutos.

- Dejamos enfriar unos 10 minutos antes de desmoldar.

- Para el glaseado, en un bol batimos el queso crema, la mantequilla y  la vainilla hasta que quede suave. Incorporaremos el azúcar poco a poco.

- Vertemos el glaseado sobre el bizcocho ya frío, y el resto lo serviremos en bol a parte para añadir más a las porciones si se desea.


















  En casa ha sido un verdadero triunfo, nos ha encantado. Y como todo no va a ser trabajar, pues ahora toca coger los trastos e irnos a la playa, que con este calor no hay quien pare en casa. Besotes para tod@s y disfrutad del fin de semana.





















10 comentarios:

  1. Hooola !!!!

    Te entiendo perfectamente, con el zafarrancho en la habitación de los pekes... ¡ Es un no parar ! Yo también hace poco, estuve ahi entre los armarios... Y de cosas que sacas... Pero bueno, quin de fer...

    Por cierto, me encanta la receta, las fotos... ¡Ah! Y me has hecho recordar, que me tengo que pasar por la tienda casa... ¡ Qué mala eres ! ( bromita^^ )

    Espero que vaya bien, y no te preocupes, con el calor, etc, es comprensible, que no se tenga valor de cocinar ( aunque haya muchísimas ganas !! )

    Un fuerte abrazo ^^

    ResponderEliminar
  2. Con tu permiso me quedo por tu blog. Acabo de descubrirlo y no sabes como me llegan a rechiflar los bundt cakes!! tus recetas son la biblia sagrada para mi, jeje
    Este lo tengo que probar, tiene que ser una delicia y con el chocolate blanco, mmm....
    Hasta pronto! ;)

    ResponderEliminar
  3. Yolanda!
    Estas vacaciones, no suenan mucho a vacaciones!
    Descansa Mujer!!!!!!!
    Te quedo barbaro el Bundt, me lo anoto!
    un beso Mer

    ResponderEliminar
  4. Hola! No sé cómo estará de sabor...pero las fotos te han quedado...con esos azules tan preciosos y marineros..! Me ha encantado tu entrada!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta, este fin de semana tengo amigos a cenar y lo voy a preparar, gracias y que sigas disfrutando las vacaciones

    ResponderEliminar
  6. qué rico! tiene una pintaza, la decoración es preciosa :)
    A Vista de Mo

    ResponderEliminar
  7. Que rico lo he visto y me ha enamorado este bizcocho, esta precioso, un besote.
    http://dulcestriplea.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado fantastico.
    Que fotos mas bellas se me está haciendo agua la boca.
    Saludos
    Olguis.

    ResponderEliminar
  9. Me tienes maravillada, tienes un blog preciosos de verdad. Las fotos son maravillosas.m Y tienes 30 recetas de bundt cake publicadas!!!!Me tienes enganchaica

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...