sábado, 24 de junio de 2017

German Pancake

  Esta mañana me he levantado temprano y después de tomarme un buen café me he puesto con esta receta que llevaba maquinando desde hace unos días. Me acosté anoche con esa fijación y con ella me he despertado esta mañana, no lo puedo remediar, se me mete algo en el coco y no paro hasta que no está en marcha.


  Es una gran tortita llamada "German pancake" o "Dutch baby pancake" y desde que la vi hace tiempo por la red era una de esas recetas que tenía pendiente en la recámara. Es una maravilla ver cómo se hornea, se va poniendo dorada a la vez que se infla como una globo, después, una vez saca del horno pues ya se viene un poco abajo, pero ese momentito que dura hinchado es un espectáculo.


  El caso es que hoy tenía preparada otra receta para enseñaros, pero conforme se iba horneando no me he podido resistir, así que al terminar le he hecho unas fotos y me he dicho: "Anda, para el blog". Les ha gustado a todos un montón, así que aunque hace bastante calor merece la pena encender un poquito el horno a primera hora de la mañana para servir este gran desayuno.


  Ingredientes:

* 6 huevos.
* 1 taza de leche.
* 1 taza de harina.
* Una pizca de sal.
* 1 cucharadita de extracto de vainilla.
* 3 cucharadas de azúcar.
* 4 cucharadas de mantequilla.


  Preparación:

- Precalentamos el horno a 200ºC y mientras con la mantequilla engrasamos el molde. No os preocupéis si os queda mucha aún, la dejáis ahí en el fondo de la fuente y la metéis en el horno para que se vaya derritiendo.

- En un procesador de alimentos echamos los huevos, la leche, la harina, la sal, la vainilla y el azúcar y batimos hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.

- Cuando el horno haya alcanzado su temperatura y veamos que la mantequilla está derretida y dorada (con cuidado, no debe quemarse), nos ayudamos del dorso de una cuchara para verter la masa (eso es para que no nos salpique la mantequilla caliente).

- Metemos en el horno y lo tenemos ahí durante unos 20-30 minutos, a mí me ha bastado con unos 23 minutos. Tiene que adquirir un tono dorado e inflarse mucho. Ese es el momento en el que está listo.

- La recomendación es que inmediatamente se rocíe con zumo de limón y después se espolvoree generosamente con azúcar glas. Yo he optado por el sirope de arce, pero cada cual que le ponga lo que quiera.


  Pues nada, la receta que tenía para hoy os la pongo otro día. Hasta entonces disfrutad de esta porque merece la pena. Muchos besotes y hasta la próxima entrada.

viernes, 16 de junio de 2017

Bolos de arroz

  Hacía ya unos cuantos días que no pasaba por aquí, pero entre que tenía muchas cosas que hacer y estos calores o no sacaba tiempo o no sacaba ganas. Total, que por fin me puse manos a la obra y ahí va la receta de hoy: Bolos de arroz.


  Es una recetita muy muy sencilla. A mí lo que me llamó  la atención fue lo de usar la harina de arroz, por eso hacía tiempo que la tenía ahí guardada esperando su momento. Este dulce portugués viene a ser como una magdalena, pero este tipo de harina le confiere una textura diferente a la masa y no es nada nada grasa.

  Lo cierto es que quedan muy ricas, de hecho me llevé unas poquitas al trabajo y gustaron mucho y en casa han durado un pis-pas.


  No debo olvidar las felicitaciones por mi cumple, que a la hora que es ya son unas cuantas. Este año no he querido hacer una entrada especial por este día, pero no quiero dejar de dar las gracias a todos los que ya me habéis felicitado y a los que lo seguirán haciendo a lo largo del día. Me siento muy querida y eso es de agradecer porque soy muy afortunada.


  Ingredientes:

* 1+1/2 tazas de azúcar.
* 2 tazas de harina para todo uso.
* 1 taza de harina de arroz.
* 3/4 taza de mantequilla.
* 2 cucharaditas de levadura.
* 6 huevos a Tª ambiente.
* 1 taza de leche templada.
* 2 cucharadas de ralladura de limón.


  Preparación:

- Precalentar el horno a 180ºC y engrasar los moldes ligeramente.

- En el vaso de la batidora batir juntos la mantequilla y el azúcar a velocidad media-alta, hasta conseguir que la mezcla sea ligera y esponjosa.

- Añadimos la ralladura de limón y mezclamos bien de nuevo.

- En un bol batir los huevos junto con la leche hasta que estén ambos bien incorporados.

- Agregar a la mezcla de mantequilla y batir a velocidad media-alta durante unos 5 minutos.

- En otro bol tamizar juntos los dos tipos de harina y la levadura.

- Añadir la mezcla de harinas a la anterior y de nuevo, a velocidad media-alta, batir durante otros 5 minutos. Nos resultará una mezcla amarillo pálido y muy esponjosa.

- Repartimos en los moldes, asegurándonos de no pasarnos de los 3/4 y horneamos durante 25-30 minutos.

- En los últimos 5 minutos rociamos con azúcar y terminamos de hornear, hasta que están bien dorados.

- Una vez horneados los dejamos enfriar sobre un rejilla.


  Aunque no me termino de acostumbrar a este calor, parece que lo llevo un poco mejor,  ya estoy planificando nuevas recetas, a ser posible que no necesiten de horno. Así que en nada me tenéis por aquí con algo nuevo. Hasta la próxima entrada y muchos besotes.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...